Una velada para siempre

0 views
0%

 Una velada para siempre    

     Era ya tarde, casi no llego al supermercado, tenía una cena con amigos al día siguiente y la nevera estaba vacía, deprisa y corriendo cogí el coche y fui a comprar lo que necesitaba, volví a casa cargado como siempre hasta que llegue al ascensor y fruto de la prisa y mi carácter nervioso se me cayo el tarro de mayonesa causando un gran desastre en el zócalo de acceso al ascensor.

     Llame al ascensor y cuando bajo salio de él un vecino rubio al que le había echado el ojo el día que se traslado a la finca, vio el desastre y me dijo.

     Vecino rubio: que ha pasado, te ayudo

yo lo mire y casi balbuceando conseguí decirle un Sí de alegría. subo en un momento y bajo lo necesario para limpiarlo, subí raudo y en poco tiempo estaba allí con escoba, mocho y cubo con agua, me ayudo a limpiar y yo en correspondencia le invite a tomar una cerveza a mi apartamento a lo cual me dijo que sí solícito.

     Subimos a mi apartamento, y cual fue mi sorpresa cuando Rafa que así se llamaba, se recostó sobre el sofá y mirándome fijamente me dijo;

     Rafa; siéntate a mi lado y vamos a disfrutar de una noche      apasionada, yo tengo todo el tiempo del mundo.

     YO: que directo eres ¿no?

     Rafa: te vengo siguiendo desde hace tiempo y me gustas, he fantaseado desde hace tiempo con esto, que me dices

     Me lance, prácticamente me lance sobre su boca, me la comí literalmente y desencadené un volcán en mi interior que hizo que me olvidara de todo y empece a recorrer su cara con la punta de mi lengua, nos desnudamos y seguí recorriendo todo su cuerpo como si fuera un mapa en el que buscara un destino, que pronto encontré, un rabo espectacular, lo deglutí con mi boca, lo saboree y me atraganté pero no me importó, la gula que sentía hacia él era mas grande.

     Rafa: tranquilo Carlos, que tenemos tiempo y no se agota, tenemos mucho por disfrutar.

     Y así seguimos toda la noche en la cual mi maravilloso vecino me folló una y otra vez durante toda la noche y desde entonces seguimos juntos y lo que creía que era una noche de pasión se convirtió en muchas noches y días de disfrute y diversión.

Para mandar relatos:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

From:
Date: septiembre 7, 2017

Deja un comentario